Majorettes

Miles y miles de madrileños -millones, tal vez- han echado en falta, en la cabalgata de Reyes, a las ocas de Miguelín. Yo, también. Era bonito ver esas tradicionales -¡18 años!-y navideñas ocas, que luego serán foie. No sé si me ponían las ocas en sí mismas o la velada sugerencia del foie. Con reducción de Pedro Ximénez, por supuesto. Este detalle es más para adultos. El foie no es ilusión de los niños, que prefieren el pollo asado, aunque el pollo asado proceda de las entrañables gallinitas, pitas, pitas, pitas.

No soy muy animalista, lo confieso, aunque -quede claro, por favor- repudio la idea de maltratar a los animales. He echado en falta, en esta madrileña cabalgata de Reyes, a las “majorettes”. Tengo todo lo peor: no soy animalista y puede que sea sexista. ¡Dios mío! El año pasado, el equipo municipal madrileño del PP incluyó en la cabalgata de Reyes a una compañía de “majorettes”. Las “majorettes”, en concreto, de Móstoles. Sería muy interesante que el periodismo de investigación hurgara en las hemerotecas y nos enumerara todos los elementos tradicionalmente navideños que se han incluido en las cabalgatas de Reyes organizadas por el PP. Y los que no eran tan navideños, que un fallo lo tiene cualquiera.

Por ejemplo, las “majorettes”. ¿Podrá perdonar Cayetana Álvarez de Toledo que su hija de seis años no haya podido ver este año a las “majorettes” de Móstoles? Yo sí perdono, pero no por eso me siento mejor persona que Cayetana, que conste. Para mí ha sido duro -de verdad- no poder ver a las “majorettes” de Móstoles en la cabalgata. ¿O estuvieron, y no me enteré? En cuanto no tuve noticia clara de que en la cabalgata de Reyes de Madrid iban a desfilar las “majorettes” de Móstoles, me desinteresé por el tema. Ni encendí el televisor, vamos.

No digo que las “majorettes” sean un motivo típicamente religioso y navideño, pero, mira, con sus minifaldas, sus piernas al aire y esa gracia para manejar los bastones, pues, qué quieres que te diga, eran ilusionantes. No muy tradicionales, francamente, pero ilusionantes. Carmena me ha quitado las “majorettes” y yo…venga, va, se lo perdono. ¿Y los niños, que son lo principal? Queridos niños: ¿le perdonáis a Carmena que haya quitado la incipiente tradición de las “majorettes”, secundada por Ana Botella? Tengo un sobrinillo, un poco salido, que sé que no perdona. ¡Qué disgusto! ¡Estos niños!

Las “majorettes”. Es que no me las puedo quitar de la cabeza. Las ocas de Miguelín han desfilado, por si no lo saben, en la cabalgata de Reyes de Almería, que tiene un alcalde del PP -como Dios manda-, o sea, muy cuidadoso con las tradiciones. Bueno, las tradiciones siempre tienen una primera vez, de modo que todas son inventadas.

¿Pero, y las «majorettes»? ¿Alguien sabe dónde han desfilado las tradicionales, navideñas y religiosas “majorettes” faldicortas de Móstoles? ¿Y los músicos de jazz y de góspel -¡tan africanos!- que actuaron en la cabalgata madrileña de Reyes del año pasado? El jazz, tan navideño, qué habrá sido de él. ¿Y el robot de ‘Big Hero 6’? El año pasado lo tuvimos en Madrid, gran ilusión de los niños. Gran ilusión, también, de los patrocinadores, con la película haciendo negocio en las carteleras.

Carmena, mi reproche es: ¿por qué sacaste en la cabalgata a los soldados imperiales de Star Wars? ¿Figuran en el Evangelio? ¿Estuvieron en Belén? No es seguro. Les hace ilusión a los niños, ya. Y a mí, las “majorettes”, niño grande que soy.

Manuel Hidalgo. 08/01/2016. (Elmundo.es)

Ejercicios.

(Intenta hacerlos en no más de una hora)

1.Haga un resumen del texto propuesto.

2.¿Está usted de acuerdo con la siguiente afirmación ” Bueno, las tradiciones siempre tienen una primera vez, de modo que todas son inventadas.”? Argumente su respuesta.

3.Explique qué tipo de texto es el que se ha propuesto y sus características.

4.Analiza la siguiente oración:

Nos vamos haciendo viejos, pero nuestro amor se ha transformado en un afecto y una compenetración que ilumina y que justifica nuestras vidas.

Anuncios